martes, 28 de febrero de 2012

Especial: ¿Cuántas empresas se ha llevado la crisis en España? Parte: 1

Panorama general


La pérdida de población ocupada, primer síntoma de una crisis económica, puede verse acompañado por la destrucción del puesto de trabajo debido a la desaparición de la empresa que lo ofrecía. Las recesiones que permiten la supervivencia de las empresas mantienen, en cierta forma, el tejido económico del país, con lo que las recuperaciones pueden ser más rápidas en su inicio. Si, además, la supervivencia de empresas se consigue mediante procesos de adaptación a las nuevas circunstancias del mercado, el sector empresarial resultante será más productivo y más resistente a nuevas depresiones del ciclo económico. De ahí el interés en analizar, paralelamente al paro, lo que podríamos considerar el “paro empresarial”: ¿cuántas empresas se han destruido a lo largo de la actual crisis económica? En número absolutos, si datamos el inicio de la crisis en 2008, primer año en el que la tasa de crecimiento del PIB fue sensiblemente inferior a la del año anterior, el número de empresas que ha perdido nuestra economía se eleva a 177.3361.



Una cifra parecida nos da el Directorio General de Empresas, DIRCE, que incluye los establecimientos sin asalariados. Según este registro, la disminución del número total de empresas entre 2008 y 20113 ha sido de 171.663, un número algo menor, ya que la disminución del número de empresas con trabajadores queda compensado por el incremento de los autónomos sin trabajadores. Como podemos observar en el gráfico siguiente, mientras que las empresas sin trabajadores aumentaban, en dicho periodo, en 40.947, las empresas con trabajadores han sufrido una disminución de 212.610.




Sin duda, la destrucción de empresas con asalariados es una fuente de alimentación de la creación de empresas sin estos, tanto porque el empresario se convierte en autónomo sin trabajadores, como porque los propios asalariados pasan a ser autónomos. De todas formas, el incremento de estas últimas es mucho menor que el decremento de las primeras, lo que nos daría el saldo neto negativo comentado anteriormente.


Desde el año 2008, la cifra de empresas afiliadas a la Seguridad Social ha disminuido en 177.336

Volviendo a los datos de la Seguridad Social, observamos cómo la caída más importante sucede en los dos primeros años de la crisis, 2008 y 2009. Vamos a ver si la destrucción de empresas ha afectado en mayor medida a las diferentes categorías de establecimientos, según diferentes clasificaciones.

Tipo de empresa

Según el tipo de empresa, y para empresas afiliadas a la Seguridad Social, vemos que a partir de 2006, centrándonos ya en los años de crisis, la estructura empresarial se ha mantenido bastante estable, ya que los porcentajes apenas sufren variaciones, como podemos ver en el gráfico siguiente:




Sólo podemos observar un pequeño cambio si analizamos en más detalle a las empresas del tipo Persona Jurídica. Dentro de estas, ha habido un ligero incremento porcentual del grupo “otros tipos”, en detrimento tanto de las Sociedades Anónimas como de las Sociedades de Responsabilidad Limitada.
Una primera idea que puede venir a la mente al observar los datos es que quizá algunas empresas desaparecidas se hayan “salvado” al convertirse en cooperativas. Para estudiar con detalle dicha posibilidad, debemos recurrir a los datos DIRCE, donde tenemos desagregado el grupo de “otros”.





Como muestra el gráfico, esa primera intuición no es correcta: los dos grupos que aumentan su número entre 2006 y 2011 son el de las Comunidades de bienes y las Asociaciones y otros tipos, por lo que no podemos afirmar que un cambio de propiedad y de gestión haya podido rescatar algunas empresas de la destrucción, a no ser que hayan pasado a constituirse como Comunidad de bienes.


Tamaño de empresa

Un primer dato importante a tener en cuenta es que, con referencia a las empresas inscritas en la Seguridad Social, ha habido reducciones en su número en todos los segmentos de tamaño desde el inicio de la crisis. Si comparamos los datos a diciembre de 2007 con los datos a diciembre de
2010 y desagregamos por tamaño, obtenemos el gráfico de la página siguiente:






Como se muestra claramente, están siendo las empresas grandes (más de 500 trabajadores) las más preparadas para aguantar la crisis, con reducciones en su número relativamente pequeñas. Un comportamiento parecido para empresas de tamaño muy diferente, las de 1 y 2 trabajadores y las de 250 a 499; ambos grupos padecen una reducción alrededor del 7,5%. Se podría aventurar que la disminución del número de empresas pequeñas (de 1 y 2 trabajadores) queda “compensada” en parte por el cambio de categoría de otros grupos, como el de 3 a 5 e incluso el de 6 a 9: el despido de parte de la plantilla reduce su tamaño como empresa y pasa a formar parte de otro segmento. Esto explicaría la gran diferencia entre dos grupos a priori muy parecidos: el porcentaje de reducción de las empresas de 3 a 5 es prácticamente el doble que las de entre 1 y 2. Sin duda, las pymes están sufriendo mucho en esta crisis y destacaríamos la reducción de más del 20% para empresas entre 10 a 49 trabajadores.

















Las pymes están sufriendo mucho en esta crisis, y destacaríamos la reducción de más del 20% para empresas entre 10 a 49 trabajadores

La mayor capacidad de supervivencia de las grandes empresas también queda patente al comprobar los datos DIRCE. Según el Directorio de Empresas, si dentro de la categoría de 1.000 o más trabajadores separamos a las de 5.000 o más trabajadores, estas últimas han aumentado su número entre 2007 y 2011, pasando de 99 a 107.


1. Empresas inscritas en la Seguridad Social, diferencia entre diciembre de 2007 y octubre de 2011.
2. Todos los gráficos y tablas que hacen referencia a empresas registradas en la Seguridad Social tienen como fuente las estadísticas on-line del Ministerio de Trabajo e Inmigración. Los datos analizados consideran los registros en los meses de diciembre de cada año.
3. Enero 2008 vs. Enero 2011. Los datos del DIRCE, que dan una serie válida hasta la fecha, se inician en 2008, por lo que, a pesar de haber datado el inicio de la crisis en 2007, a lo largo del texto, siempre que se usen los datos del Directorio de Empresas, nos referiremos a 2008.
4. Todos los gráficos y tablas que hacen referencia al Directorio de Empresas, DIRCE, tienen como fuente las estadísticas on-line del INE. Los datos analizados hacen referencia siempre a los meses de enero de cada año.

FUENTE: Prof. Anna Laborda-INFORME ECONÓMICO ESADE-ENERO2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario